El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

A finales del mes de diciembre del pasado 2012, fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el decreto que expide la Ley Federal de Justicia para Adolescentes.  Con esta publicación, que entrará en vigor el 27 de diciembre de 2014, se crea el Sistema Federal de Justicia para Adolescentes, integrado por órganos, instancias, procedimientos, principios, derechos y garantías previstos en la Constitución Mexicana, la misma Ley Federal de Justicia para Adolescentes, La Ley para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, y los tratados y convenios internacionales aplicables.

En términos generales, la Ley comentada se caracteriza por la instauración de un sistema garantista, donde prevalece el principio del interés superior de la infancia como su eje rector. El líneas siguientes presentaremos los contenidos más destacados del ordenamiento.

1. Sujetos

La Ley Federal de Justicia para Adolescentes será aplicable a los adolescentes a quienes se les atribuya o compruebe la realización de conductas delictivas, los adultos jóvenes a quienes se les atribuya o compruebe la realización de una conducta tipificada como delito cometida cuando eran adolescentes y las víctimas u ofendidos por este tipo de conductas.
Para efectos de la misma Ley, se considerará como adolescente a la persona de entre doce y 17 años de edad, y como adulto joven a quienes tengan entre 18 y 24 años.

2. Principios Rectores del Sistema Federal de Justicia para Adolescentes

Los principios a los que habrá de ajustarse el sistema son descritos por el artículo 4º de la Ley, a saber: interés superior de la infancia, presunción de inocencia, transversalidad, certeza jurídica, mínima intervención, subsidiariedad,

especialización, inmediatez y celeridad procesal, flexibilidad, protección integral de los derechos del adolescente y el adulto jóven, reintegración social y familiar del adolescente o adulto jóven, reintegración social y familiar de los mismos, justicia restaurativa e inmediación.
Al aplicar estos principios las autoridades deben procurar siempre la maximización de los  derechos de los adolescentes reconocidos por el art. 10 de la Ley Federal de Justicia para Adolescentes.

3. Responsabilidad de los adolescentes frente a la legislación penal

Los adolescentes son susceptibles de responsabilidad por la comisión de los delitos contemplados en la ley penal federal y demás aplicables.


Al fincar responsabilidades penales a adolescentes o adultos jóvenes, la autoridad deberá guiarse por la base del respeto irrestricto del principio de culpabilidad disminuida por en acto y no admitirá consideraciones sobre las circunstancias personales del autor del hecho imputado (art. 15).

4. Autoridades, Instituciones y Órganos encargados de aplicar la Ley

Conforme a lo estipulado por el Título Segundo de la Ley Federal de Justicia para Adolescentes, la autoridades, instituciones y órganos competentes para aplicarla serán:

  • Ministerio Público de la Federación para Adolescentes;
  • Defensor Público Federal para Adolescentes;
  • Juez de Distrito Especializado para Adolescentes;
  • Magistrado de Circuito para Adolescentes;
  • Unidad Especializada para Adolescentes y Adultos Jóvenes; y
 
  • Directores Titulares de los Centros Federales de Internamiento para Adolescentes.

5. El Proceso para adolescentes

El objetivo del proceso para adolescentes será <<establecer la existencia jurídica de una conducta tipificada como delito, determinar quién es su autor o partícipe, el grado de responsabilidad y, en su caso, determinar la aplicación de las medidas que correspondan conforme a esta Ley>> (art.27).


En general, el proceso para adolescentes se compone de las siguientes etapas: Investigación, juicio y resolución. Cada una de estas se encuentra descrita puntualmente en el Título Tercero de la Ley.

6. Medidas

Cuando un adolescente o adulto joven resulte responsable de la comisión de algún delito, la autoridad podrá decretar medidas tendientes a procurar justicia restaurativa para la víctimas u ofendidos, así como para propiciar la reintegración social y familiar del responsable.
Las medidas contempladas por la Ley van desde la orientación y protección, hasta el internamiento de los adolescentes o adultos jóvenes.