El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

La Ley de Ingresos de la Federación, efectiva para el año 2013, fue aprobada por el Senado de la república el día 13 de diciembre de 2012 y publicada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Diario Oficial de la Federación del día 17 de diciembre del mismo año.


Conforme al decreto de expedición de la Ley de Ingresos, el gobierno federal obtendrá un total de $ 3,956,361.6 derivados de impuestos, contribuciones,  derechos, productos, financiamientos y aprovechamientos.


Dentro de los aspectos que destacan en el texto de la Ley, se encuentra el incremento en los ingresos por concepto de recaudaciones fiscales. En relación al Impuesto Sobre la Renta (ISR), por ejemplo, se prevén ingresos por $818,095.4, lo que representa un incremento de $ 70,109.3 en relación al año pasado.  También se estiman incrementos por recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), de $ 556,234.1 en 2012, a $ 622,626.0 en 2013.


Ambos impuestos, ISR e IVA, mantienen la tasa de 30% y 16% respectivamente. Si embargo, estos montos seran analizados y posiblemente modificados en las discusiones que se tienen programadas este año sobre la reforma fiscal.


Por otra parte, un aspecto mas a comentar es la aprobación del aumento mensual al costo de la gasolina. Esto de conformidad con el artículo Artículo 2o.-A, fracción I de la Ley del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios.


Junto a estos rubros, el Congreso de Unión autorizó al Ejecutivo federal, un techo de 415 mil millones de pesos por endeudamiento interno y de 7mil millones de dólares por endeudamiento externo (artículo 2º de la Ley de Ingresos).


Finalmente, la Ley de Ingresos considera también aspectos relacionados con facilidades administrativas y beneficios fiscales, y sobre la información, la transparencia, la evaluación de la eficiencia recaudatoria, y la fiscalización.